2017-05-11

Neurociencia: 4 impulsos de la motivación y el rol de la dopamina.

La influencia de la neurociencia en la motivación.  

por Germán Górriz.  

Blog de Germán Górriz. 

motivation-dopamine.jpg
Neurociencia: 4 impulsos de la motivación y el rol de la dopamina

Mediante la comprensión de por qué las personas hacemos lo que hacemos y aplicando los nuevos hallazgos y técnicas para motivar a los equipos, podemos conseguir un mejor rendimiento de nuestra empresa. Para ello, existen patrones e impulsos que podemos identificar en nuestro comportamiento, mientras que la neurociencia nos da pista sobre los orígenes de la motivación.


Hasta hace poco se mantenía la creencia de que el factor económico era la única brújula que guiaba todo proceso de motivación en el trabajo. Pero esta creencia no explicaba el porqué ni el cómo del proceso en sí. Hoy sabemos que hay muchos factores que influyen para tener un equipo realmente motivado.

Según investigadores de Harvard, la motivación se crea en el cerebro cuando se libera dopamina y se abre camino a un área del cerebro llamada “núcleo accumbens”, lo que desencadena la retroalimentación que predice si algo bueno o malo está a punto de suceder. Este es el origen de patrones de conducta.

Nitin Nohria, unos de estos investigadores de la citada universidad, describe cuatro patrones fundamentales de la conducta humana que subyacen a la motivación

Dado que los cuatro impulsos están integrados a nuestro cerebro, el grado de su satisfacción afecta directamente a nuestras emociones y, por añadidura, a nuestra conducta.

El impulso de Adquirir


Se refiere a la adquisición del estatus de una gratificación inmediata. Este fenómeno se aplica no solo a los bienes físicos, como la comida, la vestimenta, la vivienda y el dinero, sino a las experiencias, como viajar y disfrutar, incluyendo también el estatus social, como recibir un ascenso o mejores condiciones.

El impulso de adquirir suele ser relativo (siempre comparamos lo que tenemos con lo que otros poseen) e insaciable (siempre queremos más)

El impulso de vincularse.


El impulso de vincularse (solo los seres humanos pueden ampliar su conexión a colectivos mayores, como organizaciones, asociaciones o naciones.), cuando se satisface, se asocia con fuertes emociones positivas, como el amor y el cariño, y, cuando no, con emociones negativas, como la soledad y la anomia.

El impulso de comprender. Aprender


El deseo de aprender cumple el deseo natural de las personas para dar sentido a su mundo ya sí mismos. Por eso es importante el desarrollo de rrhh en la planificación del trabajo y la persona, para que en el caso que cumpla el perfil, este pueda satisfacer el deseo de realizar una contribución significativa y de esta forma motivarse.

El impulso de defenderse.


Este impulso se basa en el reflejo de lucha o huída común a la mayoría de los seres vivos. En las personas, se manifiesta también como la búsqueda por crear instituciones que fomenten la justicia. Debe haber transparencia en los procesos y tareas, para construir la confianza y el trato equitativo del equipo.


La molécula de la motivación


A la dopamina se la suele llamar el neurotransmisor del placer, pero en realidad es el transmisor de premios y castigos (recompensas y alarmas).

La dopamina desempeña su tarea antes de que obtengamos recompensa alguna, lo que significa que su verdadero trabajo es animarnos a actuar, ya sea para lograr algo bueno o para evitar algo malo. Es decir, funciona como un catalizador, por eso también se la denomina la “molécula de la motivación”.

¿Cómo hackear la dopamina para aumentar la productividad?


Podemos aumentar la dopamina a través de la retroalimentación positiva, generando experiencias gratificantes. En el trabajo, esto se puede implementar mediante el establecimiento de metas incrementales.

La dopamina fluirá como resultado del refuerzo positivo de nuestro cerebro cada vez que se completa un paso o escalón de la meta propuesta. Por eso es muy importante, tanto si tienes personas a cargo como si eres tu propio jefe, partir los objetivos en pequeños tramos, haciéndolos rentables, pero asequibles.

Es decir, nuestros niveles de motivación están relacionados con nuestra percepción de dificultad de una tarea y la recompensa percibida asociada al cumplimiento de esa tarea.

Victor Harold Vroom (Yale) explica esto a través de la “teoría de las expectativas”. La teoría propone que la gente elegirá cómo comportarse según los resultados que esperan obtener a consecuencia de su comportamiento.

El objetivo es ajustar las variables en juego: Dificultad de la tarea, Tamaño de la tarea, Recompensa por el logro, para lograr un equilibrio entre las expectativas individuales y de la organización.

Pero lo que comemos también influye en la generación de dopamina.

” Sorprendentemente, la salud de la flora intestinal impactos de su producción de neurotransmisores”.

La deficiencia en dopamina presenta incluso síntomas similares a la depresión por lo que, si estás tal vez en un período “apático” puedes ver aquí una lista de alimentos que favorecen la producción de dopamina. (Nota: Si te interesa el tema, investiga sobre la Curcumina).

Otro recurso infalible, como para casi todo, es el ejercicio físico. Aquí podemos entrar en el dilema de “el huevo y la gallina”, ya que el ejercicio físico ayuda en el proceso de motivación, pero sin motivación resulta difícil realizar ejercicio alguno…

En cualquier caso, es una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestro cerebro. Ya hemos visto también como favorece la neuroplasticidad. No hace mucho, los investigadores encontraron que el ejercicio aumenta los niveles basales de dopamina promoviendo el crecimiento de nuevos receptores de células cerebrales.

El ejercicio aumenta la producción de nuevas células cerebrales, ralentiza el envejecimiento de las actuales y mejora el flujo de nutrientes al cerebro. La buena noticia es que estos descubrimientos están ayudando a muchas empresas alrededor del mundo a “incentivar” la realización de ejercicio entre sus empleados.

Un truco adicional que yo he probado: si además de realizar la actividad física (cualquiera) nos “retamos” con pequeños logros al tiempo que lo hacemos jugando (es decir, debemos divertirnos en el proceso) además de la dopamina generaremos endorfinas y lograremos esa “constancia” tan difícil de alcanzar (y para la que tenemos un sin fin de excusas, o por lo menos yo 😉

Es indiscutible que un equipo (o tu mismo) motivado se compromete más, gestiona mejor las dificultades, y hasta es innovador, creativo y se enfoca más en los clientes porque buscan su recompensa.

No importa las horas que inviertas en diseñar tu estrategia de Customer Experience, ni la inversión en comunicación y marketing que hayas hecho, si tu equipo no está motivado; no está involucrado en el proceso, y los resultados esperados difícilmente lleguen.


por german gorriz
03 May 2017

German Gorriz:

Virtualia Group.
 Barcelona y alrededores, España.
 Marketing y publicidad.
Actual: Virtualia Group.
Anterior: GO & GO ACTION S.L, FRANCO AUSTRAL S.L. IMPORTADORA, FIBERTEL S.A. (I.S.P.).
Educación: Universitat de Barcelona / University of Barcelona.
https://es.linkedin.com/in/germangorriz


Copyright:
© 2015 Germán Górriz

-----------------------

Fuente: Blog de Germán Górriz


Imagen: Motivation dopamine


Del mismo autor:

Germán Górriz

Artículos relacionados: